fritos de pimiento al estilo Bar El Gaucho

Fritos de Pimiento, Triunfa con estos Pintxos Fáciles de Preparar

¡Acompaña estos fritos de pimiento con una cervecita bien fría y a disfrutar la vida!

Hoy quiero compartir contigo la receta de los fritos de pimiento típicos de Pamplona. Una de esas recetas de pintxos que además de ser muy fáciles de preparar, son una delicia degustarlos recién hechos a la hora del aperitivo.

Todavía recuerdo la primera vez que visite a mis amigos de Pamplona y esta estupenda ciudad. Además de conocer los lugares más turísticos como la Calle Estafeta, famosa en el mundo entero por los encierros en San Fermín, el ayuntamiento, la plaza de toros, la plaza del castillo, la taconera y muchos sitios más, también tuve tiempo de saborear su gastronomía y sus pintxos. Tengo la gran suerte de tener amigos que son unos estupendos anfitriones y les encanta comer tanto como a mí… jajaja.

Dentro de los cientos de restaurantes en Pamplona y sobre todo, de sus bares de pintxos, uno que me volvió loco fue el bar El Gaucho por sus increíbles fritos de pimiento. Si próximamente tienes oportunidad de visitar la ciudad, no dejes para lo último pasar por este bar y pedir sus espectaculares fritos de pimiento, porque seguramente repetirás más de una vez.

fritos de pimiento pamplona

Los ingredientes que necesitaras para estos fritos de pimiento son:

  • 250 gr. de carne picada (la que más te guste)
  • ¼ de cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 120 gr. de harina
  • 1 litro de leche
  • 100 gr. de mantequilla
  • Aceite de oliva
  • 4 pimientos del piquillo
  • Sal, pimienta y nuez moscada.

Para el rebozado:

  • 200 gr. de harina
  • 200 ml de leche
  • ½ Sobre de levadura química
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de sal
  • Pimienta y nuez moscada

Para freír:

  • Aceite de Girasol
  • Papel absorbente

fritos de pimiento navarros

Elaboración:

Lo primero será pelar la cebolla y el ajo que picaremos con la ayuda de un cuchillo bien afilado. También picamos los pimientos de piquillo en trozos pequeños.

En una sartén echamos unas gotas de aceite de oliva, la mantequilla y ponemos a fuego medio. A continuación añadimos la cebolla, el ajo y rehogamos hasta que quede bien pochada sin que se llegue a quemar.

2 Ahora añadimos la carne picada a la sartén y sofreímos durante unos minutos hasta que esté hecha. (Opcional: si quieres darle un pequeño toque picante a la carne, puedes echar un trocito de cayena para darle ese gusto). Incorporamos el pimiento del piquillo y pasado un minuto, introducimos la harina removiendo bien para que se cocine durante unos minutos y no quede un gusto a harina cruda.

3 Procedemos a verter la leche en dos veces removiendo bastante para conseguir que no se nos queden grumos. Salpimentamos y añadimos un poco de nuez moscada al gusto. Dejamos en el fuego por unos 10 minutos aproximadamente, removiendo continuamente para trabajar la masa y espese lo suficiente. Tiene que quedar una masa consistente que podamos trabajar después, como si fuera para croquetas.

4 La extendemos sobre un plato untado con un poco de aceite y cubrimos bien con film transparente para que no se reseque la superficie. Reservamos durante unas horas para que se enfríe. Pasado ese tiempo, haremos bolas grandes que enharinamos y reservaremos para sumergirlas en la pasta del rebozado.

Para el rebozado:

5 En un bol ponemos la harina, la levadura y hacemos un agujero en el centro, donde añadimos el aceite, unas 10 cucharadas de leche, sal, pimienta y nuez moscada al gusto. Si lo deseamos podemos agregar un poco de colorante alimenticio para darle un toque colorido a esta masa. Removemos bien todo y vamos añadiendo la leche restante despacio para que no se hagan grumos con la harina. Tenemos que conseguir una consistencia parecida a una crema. Dejamos reposar durante unos 15 minutos.

6 Pasado este tiempo, llego el momento de freír las bolas en una sartén con abundante aceite para que cubran los fritos de pimiento. Para ello introducimos las bolas que ya hicimos dentro de la masa del rebozado dándola unas vueltas para que cubra toda la superficie. Sacamos con la ayuda de una cuchara escurriendo un poco e introducimos en la sartén durante unos minutos hasta que adquieran un color dorado. Sacamos y ponemos sobre papel absorbente para que empape el aceite sobrante.

Servimos calientes para que el rebozado este crujiente.

Bola fritos de pimiento

fritos de pimiento

fritos de pimiento estilo Gaucho

Espero que te guste esta receta de aperitivo fácil de hacer y con un resultado buenísimo… eso sí, no es apto para dietas… jajaja. Échale también un vistazo a estos mejillones tigre que seguramente te gustaran.

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*